Blog

Home / Archive by category "Blog"
Arqueología y misterios

Arqueología y misterios

Dagli scavi di Ripa Medici riemerge la storia di Orvieto e dei suoi guerrieri

Archeologia e misteri: dagli scavi di Ripa Medici riemerge la storia di Orvieto e dei suoi guerrieri

De las excavaciones de Ripa Medici emerge la historia de Orvieto y sus guerreros

La misteriosa historia de los etruscos se vincula con la historia de la ciudad y sus guerreros. En el cofre de la roca de Orvieto se preservan secretos que retroceder en el tiempo, que evoca la extraordinaria sabiduría etrusca, madre de preguntas que desafían a la arqueología moderna. Todo esto está encerrado en las cuevas y cavidades de Ripa Medici, corazón del proyecto “Orvieto IPOGEA”, que desde 2011 está involucrando Speleotecnica, Fundación Faina, el Colegio San Anselmo (EE.UU.) y el PAAO.  Su director, Claudio Bizzarri – y director científico del proyecto – ha publicado un extenso informe en la edición de septiembre de la revista Archeo, que parte de la fascinante título de “Hay un guerrero en la cueva”. Un título representado unas páginas más adelante, en la extraordinaria imagen del relieve del personaje masculino – hallado en la cavidad 254, que se remonta al 480 aC sobre – que parece hacer referencia al mito de Capaneo..

Balance positivo. Se seguirá excavando…

Balance positivo. Se seguirá excavando…

En 2015 finalmente se ha iniciado un proceso de investigación de uno de los sitios arqueológicos más importantes y más integrado en el tejido urbano de la ciudad: la necrópolis del Crocifisso del Tufo. Un recorrido largo y fascinante para descubrir y / o redescubrir nuestras raíces que han implicado el Ayuntamiento de Orvieto / Departamento de Cultura y el Parque Arqueológico y Ambiental de Orvieto, bajo la dirección del director Dr. Claudio Bizzarri, protagonistas de un programa de intervenciones complejas y articuladas: pequeñas exposiciones, seminarios, reuniones y sobre todo las excavaciones.

La consejala de cultura Vincenzina Anna Maria Martino y el director del PAAO, Claudio Bizzarri hacen una primera evaluación de los trabajos realizados. “Elegir intervenir – dice el concejal Martino – en la investigación, con un papel de protagonistas, en un momento difíciles donde generalmente la cultura está luchando para mantenerse eje central de una ciudad como Orvieto y en Italia en general, fue un acto de valentía que llevó al Ayuntamiento a buscar nuevas formas y practicar caminos todavía poco conocidos con el fin de activar fondos y sinergias necesarios para lograr un objetivo. Hacer investigación es, en primer lugar, una actividad dinámica que tiene como objetivo construir un patrimonio para crar conocimiento y contribuir también al desarrollo económico y cultural de la ciudad.

El Ayuntamiento de Orvieto, por primera vez se ha convertido en un promotor y coordinador de un grupo de entidades públicas y privadas. En particular, quiero recordar el Trust Sostratos, que ha ayutado al Ayuntamiento a tomar este camino, con el fin de contar con un permiso de excavación; no todo fue fácil, sobre todo por las diferencias estructurales de las entidades implicadas, pero el convencimiento de haber tomado el camino correcto nos ha ayudado y al final hemos conseguido los resultados deseados. ”

“Cerrada la primera campaña de excavaciones en la necrópolis del Crocifisso del Tufo, el año 2015 marca una nueva era en la investigación arqueológica en Orvieto – dijo el director del PAAO, Bizzarri – era una apuesta, o mejor varias apuestas que, hoy en tiempos de balances, podemos decir que han sido ganadas con un amplio margen. ¿Científicamente merecía la pena centrar la investigación arqueológica en una área de la necrópolis, ya excavada en el pasado, incluso en el siglo XIX? La respuesta es SÍ, porque era posible obtener información importante relacionada con el desarrollo de los edificios fúnebres, sus concatenaciones cronológicas y espaciales y también permitió estudiar aquellas intervenciones tan destructivas que la primera investigación causaron al conjunto de la necrópolis, e investigar sorprendentes contextos funerarios intactos.

Valió la pena organizar una máquina compleja en la que los actores fueron muchas y de distinta naturaleza, que podría ser un obstáculo? Sí, casi una especie de desafío para ver si, bajo la dirección cuidadosa, fue posible crear un diálogo City, Superintendente, los inversores privados, universidades italianas y extranjeras, los voluntarios. Y la respuesta fue sí, gracias al papel que un número de personas que han querido no tener que, llevar a cabo, de acuerdo con sus habilidades, pero con una curiosidad sobre el Crucifijo proyecto de Tufo que impulsó el trabajo en el sentido fuerte positiva “.

“Valió la pena – añade – gastar recursos humanos (estudiantes o no) para proporcionarle información sobre las actividades de la zona arqueológica en el lugar, guiar a los visitantes a través de todas las etapas del proceso de investigación arqueológica? La respuesta sigue siendo SÍ. El éxito de público fue increíble: la asistencia a la necrópolis mostró picos que nunca habían visto. La satisfacción de los turistas, los italianos y los extranjeros (también hablaba Inglés en el sitio!) Era tangible; así como paneles de información en dos idiomas ya fijadas en la visita se pudo hacer frente a los que trabajaban en la primera excavación, la asunción de un balance de las exposiciones e incluso vivir en la restauración.

Parece obvio pensar en una obra en construcción que opera en un activo que es la comunidad en su obra “abierta”, pero no lo es en la mayoría de los casos: la confianza propósito Sostratos, quien se ha hecho cargo del presupuesto de compromiso, es En su lugar, hizo un punto de fuerza, una característica esencial respetuoso de las raíces de los etruscos hoy. Cientos de camisetas con las palabras “estoy etrusca ‘que se distribuyeron en la excavación son uno de los símbolos que hablan más evidentes. Nosotros todos los etruscos, si nos acercamos con respeto y curiosidad intelectual al tiempo real, ha conservado después de 2.500 años, no importa si soy holandés, Australia o China (o Orvietano!) “.

Consejero y Director de las excavaciones creen, por lo tanto, que el presupuesto del primer año de excavaciones en la necrópolis de la Tuff Crucifijo es altamente positivo. El trabajo comenzó no terminará con el período de tres años a partir de la primera concesión ministerial, pero será capaz de replicar, dotar a la ciudad el placer de vivir en un consciente uno de sus monumentos más importantes, como la égida del Parque Arqueológico y Ambiental ‘Orvieto asegura.

Fonte: Comune di Orvieto

El hidalgo y el burro

El hidalgo y el burro

Ovvero, su due tombe ellenistiche nei pressi di Orvieto

Nel corso del IV sec. a.C. l’aristocrazia volsiniese concentrò i propri interessi economici nel contado, dando origine a vasti latifondi, all’interno dei quali trovavano posto piccoli insediamenti residenziali e strutture produttive. Talvolta gli esponenti della classe dirigente andarono ad abitare in centri preesistenti, o che comunque erano già stati abitati. Questa opera di “rivitalizzazione” potrebbe essere letta anche in chiave politica, oltre che economica; è noto infatti che nel corso del IV secolo, è noto infatti che nella seconda metà del IV sec. a.C. si acuirono le tensioni con Roma, e poteva essere importante avere centri di controllo del territorio. Nel 309 a.C. il console Publio Decio Mure condusse una spedizione che portò all’occupazione dei “castella Volsinienses”. Successivi scontri portarono alla fine dell’indipendenza politica della città (280 a.C.) mentre nel 264 a.C., dopo una rivolta, il centro fu raso al suolo da Marco Fulvio Flacco. La popolazione fedele a Roma venne deportata sulle rive del lago di Bolsena, dove Velzna venne rifondata.

Newsletter-Marzo4 Il piccolo altopiano noto oggi come Castellonchio si trova pochi chilometri a Sud-Est della città di Orvieto e domina la confluenza del Paglia con il fiume Tevere. Inoltre la località si colloca lungo un percorso che già nel corso del X-IX sec. a.C. collegava l’area del lago di Bolsena con la valle del Tevere. Abbiamo dunque a che fare con un centro piccolo ma strategico.  La distribuzione dei reperti sul terreno lascia intuire l’alternanza di abitazioni e di ampi spazi liberi, probabilmente destinati all’agricoltura.

Nel 1988 in seguito ad un occasionale sbancamento, proprio a Castellonchio, la Soprintendenza Archeologica dell’Umbria esplorò due notevoli tombe, databili tra la fine del IV e gli inizi del III sec. a.C. La prima era costituita da una profonda fossa, di forma trapezoidale, che ospitava il corpo inumato di un maschio adulto. Questi era stato deposto entro una cassa lignea ed il suo corredo includeva un anello d’oro, molte armi da offesa in ferro, parti di un elmo e numerosi vasi in bronzo. Non c’erano oggetti in ceramica. Tutti gli oggetti, tranne il prezioso anello, erano stati intenzionalmente resi inservibili prima della deposizione all’interno della fossa. Sui vasi bronzei, secondo una pratica ben nota nel territorio volsiniese, era stata incisa l’iscrizione “suthina”, “della tomba”.

Newsletter-Marzo3

In seguito gli oggetti vennero ritualmente danneggiati con strumenti di forma rotonda e quadrangolare. Un monumentale cratere, in particolare, venne smontato, ed i singoli elementi costitutivi furono defunzionalizzati. Di particolare pregio sono le anse, ornate da protomi di satiro barbato. Protomi di Eracle e di satiro barbato or- nano anche una coppia di raffinate situle, purtroppo in precarie condizioni di conservazione. Tra gli altri vasi annoveriamo brocche, attingitoi, teglie ed un colino per filtrare il vino. Interessante è la presenza di dadi in osso e pedine da gioco in calcare, che qualificano il defunto come esponente di un gruppo sociale che praticava giochi “normati”. Dell’elmo vennero deposte nella tomba solo le paragnatidi ed il bottone apicale. Le armi da offe- sa includevano una coppia di lance, una spada entro il fodero ed un’ascia.

Non conosciamo purtroppo il nome di questo aristocratico volsiniese, che scelse di essere deposto nel sepolcro con un preziosissimo servizio da banchetto e con tutto il suo equipaggiamento militare.

Newsletter-Marzo4Nei pressi di questa tomba a fossa venne individuata una tomba a camera che, nonostante l’avvenuta profanazione, ha restituito una notevole quantità di materiale. Tra essi si segnalano, in particolare, alcuni monili d’oro. Essi furono rinvenuti al centro della camera, in corrispondenza dei resti scheletrici di un asino. Questo povero animale dovette precipitare all’interno dell’ipogeo in seguito al crollo del soffitto, molto tempo dopo la chiusura della tomba. I suoi resti mortali si sono mescolati però ai monili che facevano parte del corredo funerario etrusco.

La camera in realtà doveva ospitare i resti di un gruppo familiare vissuto tra la fine del IV e la prima metà del III sec. a.C. Del corredo facevano parte ceramiche, sia di produzione locale che di importazione volterrana, bronzi, tra i quali ricordiamo un incensiere ed i peducci di una cista, strumenti in ferro (asce, molle da fuoco, spiedi, coltelli…).

Tutti questi elementi concorrono nell’indicare il notevole livello sociale dei personaggi deposti all’interno di questa sepoltura.  Tutti questi reperti sono oggi esposti nel Museo Archeologico Nazionale di Orvieto.

Paolo Binaco
Archeologo MiRasnaNewsletter-Marzo6